Nada molesta tanto como… un adelantamiento incorrecto

Por
 en Actualidad

Que los otros conductores vayan demasiado despacio o muy rápido y que nos deslumbren con las luces largas o nos bloqueen en las incorporaciones son algunas de las cosas que más nos enfadan al volante. Sin embargo, nada nos irrita tanto como que nos adelanten incorrectamente. Es lo que revela una encuesta hecha por Drive Smart entre sus usuarios.

Los adelantamientos incorrectos, y concretamente, aquellos que se realizan justo antes de que comience la línea continua, constituyen la infracción más molesta para los conductores españoles que la sufren. Pero también nos saca de nuestras casillas tropezarnos en la carretera con alguien que conduzca muy despacio o que vaya a toda velocidad, que nos deslumbre con las luces largas o que nos bloquee en las incorporaciones cuando salimos a (o de) una autopista o cambiamos de carril.

El típico listo que se intenta colar en los atascos, el que circula de cualquier manera por las rotondas y el que se instala permanentemente en el carril izquierdo consiguen enojarnos sin dificultad. El que el otro conductor no use los intermitentes o se pegue a nuestro coche por detrás completan la lista de las diez cosas que peor sufrimos al volante de nuestros vehículos.

¿Qué tal andamos de solidaridad?

Sin embargo, las carreteras no sólo son una jungla de asfalto. También la solidaridad tiene cabida en ellas. Una gran mayoría de los encuestados (el 55,38%) afirma facilitar siempre el paso o la incorporación a otros conductores en los atascos; el 24,62% lo hace pero sólo cuando se lo piden y el 13,85% únicamente cuando no tiene prisa. En el polo opuesto, el 6,15% confiesa no facilitar el paso ni permitir la incorporación.

Por lo que respecta al comportamiento ante una avería de otro coche, el 46,97% asegura no haber tenido nunca que ayudar a otro conductor, y un 4,55% no lo hace por desconfianza. El 19,70% afirma que se para sólo si ve que ha sufrido un accidente y un 13,64%, únicamente cuando le han pedido ayuda. Por último, un 15,15% dice pararse siempre para ayudar a otro conductor.

Aparcamiento sin roces

El 72,31% de los conductores sostiene que siempre procede con cuidado al aparcar, para no rozar los coches ya estacionados. El 24,62% afirma intentarlo, aunque, si el espacio es reducido, “no le preocupa tener que apoyarse un poco”. En el lado opuesto, un 1,54% afirma no tener mucho cuidado alegando que su coche es viejo y que no le importa “un par de arañazos más en la defensa” y otro 1,54% no tiene nunca cuidado “¡porque los demás tampoco lo tienen!”

¿Luces? Sí, por favor

¿Utilizamos las luces para avisar a otros conductores? La encuesta revela que el 60,61% alerta una única vez a los otros conductores de que van sin luces de noche, y el 25,76% lo hace cuantas veces haga falta. Un 6,06% asegura no avisar nunca porque “ya se darán cuenta cuando las necesiten”, mientras que un 7,58% dice no haber vivido nunca esa situación.

También los encuestados hacen gala de utilizar mayoritariamente las señales luminosas para alertar advertir a otro conductor de un peligro en la vía. Concretamente, el 72,31% afirma usarlas siempre, frente a un 15,38% que no lo hace nunca porque “les parece más peligroso avisarles”. Un 10,77% nunca ha vivido esa situación,y un 1,54% dice no saber cómo hacerlo.

Fuente; CNAE

adelantamiento incorrecto

Deja un comentario